Europa destaca por atraer y fidelizar al mejor talento

España ocupa la posición 32 de este ránking elaborado por el Centro de Competitividad Mundial del IMD. Nuestro país mejora en dos posiciones con respecto al año anterior.

España escala dos puestos en el ranking hasta alcanzar la posición 32º. Del perfil de España se desprende que los principales puntos fuertes que cuenta nuestra economía para desarrollar y atraer talento son la infraestructura en salud, la mano de obra cualificada, la calidad de vida, la remuneración para directivos y el número de alumnos por maestro en educación secundaria. Por el contrario, entre las debilidades más destacadas que se identifican destacan la poca prioridad dada a la atracción y retención del talento por parte de las empresas, la falta de formación a los empleados así como las limitaciones existentes en competencias lingüísticas.

Las economías europeas exhiben superioridad para atraer, desarrollar y retener los mejores talentos, según la nueva edición de un informe llevado a cabo por el Centro de Competitividad Mundial del IMD, una de las principales escuelas de negocios del mundo. El Ranking de Talento Mundial de IMD evalúa los métodos que utilizan los países para atraer y retener el talento requerido por sus empresas para prosperar.

Suiza, Dinamarca y Bélgica los más competitivos

Europa sigue encabezando la lista en 2017, contribuyendo con 11 de las 15 economías más competitivas del talento en el mundo tras un desempeño robusto en 2016. Suiza, Dinamarca y Bélgica siguen siendo los países más competitivos del mundo en este ranking. Austria, Finlandia, los Países Bajos, Noruega, Alemania, Suecia y Luxemburgo se suman a la lista de los «top ten».

Según los resultados del informe, lo que diferencia a los países europeos del resto de países son, en primera instancia, sus sistemas educativos sobresalientes. Los países europeos, en promedio, invierten de forma elevada en educación y también destacan por un sistema educativo de alta calidad, desde la educación primaria hasta la superior. Esto les permite desarrollar el talento local y a la vez atraer profesionales extranjeros altamente cualificados, de los que muchas empresas europeas dependen para sus operaciones.

Las economías europeas demuestran un buen desempeño en los tres componentes de talento que se engloban en la clasificación: inversión y desarrollo, atractivo y preparación.

La potencia de Alemania

El ranking pone también de manifiesto que Alemania, la potencia económica de Europa, sigue desempeñando un papel relevante en asegurar la competitividad del talento en el continente. Según Arturo Bris, Director del Centro de Competitividad Mundial de IMD:

– «Alemania es uno de los mayores exportadores de talento y, al mismo tiempo, el país es también una referencia atrayendo talento de otras partes del mundo».

-«Pese a las críticas de algunos sectores en torno a la inmigración, las políticas de Alemania están asegurando su acceso a la cantera de talento internacional»

-«Sin embargo, la crisis europea sigue pasando factura a la economía alemana y el país ha disminuido ligeramente su gasto total en educación pública.»

Irlanda ocupa el 14º lugar del ranking, Reino Unido el 21º, Portugal el 24º y Francia el 27º. España se sitúa en el puesto 32º, seguido de Italia (36º) en la mitad inferior de la clasificación.

Europa del Este

En Europa del Este, Estonia destaca como el país con la clasificación más alta (29º), seguido de Lituania (33º) y Polonia (34º). El desempeño de estos países se debe principalmente a su énfasis en el factor de la inversión y el desarrollo. Estonia también registra una puntuación relativamente alta en el factor de preparación.

Las principales economías del Ranking de Talento Mundial de IMD comparten similares indicadores de atracción: invierten de forma significativa para contar con sistemas educativos excelentes, ofrecen una calidad de vida superior y proporcionan importantes oportunidades de desarrollo profesional en las diferentes etapas de una trayectoria profesional.

En los puestos más bajos del Ranking de Talento Mundial de IMD aparecen países de Europa del Este, entre ellos Croacia, Rumanía y Ucrania, seguidos por Mongolia y Venezuela, que ocupan los dos últimos puestos. Mientras que el declive de Ucrania se debe a la inversión y el desarrollo del talento interno, además de las crisis políticas que desestabilizan la zona, el descenso de Croacia y Rumanía se explica en parte por el deterioro de los factores de atractivo y de preparación.

Así se hace el ránking

El Ranking de Talento Mundial de IMD se basa en el análisis de múltiples datos macroeconómicos acumulados a lo largo de más de dos décadas por el Centro de Competitividad Mundial del IMD, así como por los resultados de encuestas en profundidad realizadas a miles de ejecutivos seleccionados de 63 economías diferentes.

El estudio tiene en cuenta el desempeño de los países en tres categorías principales: la inversión y el desarrollo, el atractivo y la preparación, las cuales se componen, a su vez, de una gama mucho más amplia de factores entre los que se incluyen aspectos tales como educación, aprendizaje, formación a los trabajadores, fuga de cerebros, coste de vida, motivación, calidad de vida, idiomas, remuneración, impuestos etcétera.

Fuente: Expansión

ANTERIOR

Novartis acuerda la compra de AAA

SIGUIENTE

Audi producirá 400.000 litros de e-diésel al año

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR