Six logra 675 millones para financiar la opa sobre BME

El grupo suizo vende el 6% de la firma de pagos Wordline pero mantiene un 16,3%

Six hace caja en una de las empresas más importantes: el gigante de tarjetas y proceso de pagos Worldline. El grupo suizo, que ha lanzado una opa sobre BME a  33,4 euros por acción, precio al que deberá descontarse el dividendo que la empresa española pagará el 8 de mayo de 0,42 euros por título, ha vendido el 6% de la mencionada compañía y ha ingresado un total de 675 millones de euros que destinará a pagar la oferta por el gestor de la empresa española, según un comunicado.

La operación se ha ejecutado a través de una operación acelerada, pilotada por JP Morgan, Credit Suisse y UBS. Six, que pagará algo menos de 2.800 millones de euros por BME, combinará el efectivo disponible con el que cuenta, por unos 900 millones de euros, según explicó el director financiero de Six, Daniel Schmucki, en una entrevista publicada en Cinco Días el 1 de diciembre.

Six mantiene tras la venta una participación del 16,3% de Worldline y tiene también a Linklaters y a Alantra a Santander como asesores. Como financiadores, también al banco que preside Ana Botín, a BBVA, a CaixaBank y a Kutxabank, y BME está siendo asesorado por a Morgan Stanley y a Latham & Watkins. La compañía anunció en la el folleto de la opa que financiará el resto a través, previsiblemente, de una emisión de bonos. La calificación de Six es de A+.

El periodo para aceptar la oferta concluye el 11 de mayo  y, pese a que es muy generosa, la querencia de los pequeños accionistas por BME también es muy fuerte. Cuenta con unos 56.000 minoritarios que tienen entre el 35% y el 40% del capital. Six explica negro sobre blanco que no excluirá a la empresa que capitanea Javier Hernani como consejero delegado salvo que los particulares se queden con menos de un 5%.

El grupo helvético podría forzar la venta de quien no haya aceptado la opa si alcanza como mínimo el 90% del capital, pero renuncia a esta prebenda. Es más, adelanta que, si BME se mantiene en Bolsa, hará que sea un valor líquido sí o sí. Y para ello plantea una colocación, ya sea a través de una OPV como hizo Endesa en 2014, de una venta acelerada o incluso una ampliación de capital. No revela la fórmula.

“En el caso de que el capital flotante (free float) fuera inferior al 15%, Six analizará si es viable aumentarlo […] en los dos años siguientes a la liquidación de la oferta”, indica en el folleto. La cláusula que incluye: tiene que darse que “las condiciones de mercado lo permitan y que sea económicamente viable”.

Fuente: Cinco Días

ANTERIOR

Suiza se enfrenta a la mayor depresión desde 1975

SIGUIENTE

SIX: "Confiamos que gran parte del 20% de particulares acepte la opa sobre BME"

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR