Comercio

El éxito del libre comercio entre Marruecos y Suiza

Marruecos cada vez refuerza más su estrategia diplomática basada en la búsqueda de acuerdos y tratados con nuevos socios internacionales. Uno de ellos es Suiza, con el que ahora mismo las relaciones parecen estar asentándose y afianzándose. Los dos países tienen un potencial de crecimiento enorme, según aseguran varios expertos en materia económica y parece ser que lo están demostrando a través de la cooperación mutua.

Gracias a los diferentes acuerdos que mantienen en términos de libre comercio, la colaboración entre las dos naciones está mostrando un crecimiento considerable. Este éxito se debe también al interés que tienen las dos partes por buscar vías de comunicación y de cooperación. “El potencial de crecimiento entre Marruecos y Suiza en términos de libre comercio es extremadamente importante”, dijo Guillaume Scheurer, embajador del país alpino en Rabat.

Un total de 3.117 ucranianos se han registrado como refugiados en Suiza, de los que 2.011 han sido acomodados en centros federales de asilo y 1.106 en hogares privados que se han ofrecido para

El embajador suizo habló durante un seminario que organizaba la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC). El lema es ‘Acuerdo de Libre Comercio AELC-Marruecos’ donde Scheurer destacó la relación de Suiza y del Reino para que otros países de la Unión Europea se animan a empezar a colaborar con la nación norteafricana.

“Hoy en día, más de cincuenta empresas suizas ya están establecidas en Marruecos y operan en particular en el sector agroalimentario, la industria química y la farmacéutica, pero también los dispositivos electrónicos”, señaló el embajador de Suiza en Rabat, como recogió también el medio Menara.

La llegada de grandes negocios al reino alauí ha permitido que tanto la economía nacional marroquí, como la suiza, se hayan beneficiado de las estrategias y oportunidades que ofrecen a las empresas por establecerse en la nación norteafricana. Esto se debe gracias a las facilitaciones aduaneras de Marruecos y a los bajos impuestos y restricciones que imponen a aquellos negocios internacionales. El Reino cuenta con una estabilidad económica y política muy buena, por lo que dentro de sus fronteras se genera el ambiente propicio para invertir.

Para Suiza, Marruecos es el tercer socio comercial que más importancia tiene en la formación de tratados y negocios. Scheurer comentó durante la asamblea que, en 2020, el volumen del comercio bilateral alcanzó una cifra de 555 millones de francos suizos. Aun así, el doctor recalca que estas siguen siendo cifras muy bajas en comparación con el potencial real de las relaciones económicas entre los dos territorios.

Scheurer con esto anima a todos aquellos operadores económicos a que sigan fortaleciendo este puente entre Europa y África, y que se saque verdadero partido al potencial de la alianza suiza-marroquí. Entre este potencial, también se destacó la labor y el esfuerzo de Marruecos para establecer un buen clima de negocios y la garantía de estos durante la pandemia del coronavirus.

El embajador de Marruecos en Suiza, Lahcen Azoulay, también estuvo presente en la reunión donde destacó el progreso de las relaciones económicas durante los últimos años. El embajador marroquí aseguró que se debe gracias a la creación de un marco jurídico sólido en el que se han creado varios acuerdos de cooperación. Entre ellos, destaca tratados de carácter técnico y el de libre comercio que permite a los dos países comerciar con un 80% de productos.

Aun así, Azoulay recalca que este acuerdo es de 1997 y que necesita una actualización ya que la realidad económica no es la misma que la de hace más de 20 años. Si esto se hace, el potencial de las dos naciones se empezaría a explotar aún más de lo que ya está y produciría números beneficios económicos más grandes que los actuales.

“Hay que crear un marco más favorable para el desarrollo de las relaciones económicas y comerciales entre los dos países a la luz de numerosas reformas emprendidas por Marruecos en el sector económico”, comentó Azoulay.

Cabe destacar que, como cualquier otro país interesado en adentrarse en el mercado africano, Marruecos es la puerta para ello. Muchas empresas internacionales han decidido instalarse en la región para poder acceder a otros países del continente donde los productos que ofrecen son difíciles para que lleguen a esas zonas. “Estar en Marruecos solo promueve el desarrollo de intercambios”, dijo el embajador suizo en el Reino.

Fuente: Atalayar / Autor: Jorge Ortiz

ANTERIOR

Suiza acoge ya más de 3.100 refugiados ucranianos

SIGUIENTE

Japón y Suiza acuerdan mantener fuertes sanciones contra Rusia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR